22 de mayo de 2024
mujer-mato-a-golpes-a-tu-bebe

En un trágico y conmovedor caso de infanticidio, Verónica EFJ, una mujer de 26 años, fue sentenciada a 30 años de prisión sin derecho a indulto por el asesinato de su hijo de un año y ocho meses. El Fiscal Departamental de Santa Cruz, Roger Mariaca, anunció hoy la condena dictada por el Juez de Instrucción Cautelar del municipio de Warnes, basada en las pruebas contundentes presentadas por el Ministerio Público.

Los hechos ocurrieron el 19 de julio de 2023, cuando el médico personal de la Clínica Mesocruz alertó a las autoridades policiales sobre el cuerpo sin vida de un niño con signos visibles de violencia. Ante el descubrimiento, la Policía y el Ministerio Público se dirigieron al lugar y procedieron al arresto de la madre del menor.

Durante las investigaciones, se recopilaron diversas pruebas que apuntaban a Verónica EFJ como la autora del infanticidio. Entre las pruebas clave se encontró la declaración del personal médico de la clínica, quienes atendieron al niño víctima. Además, los familiares también brindaron su testimonio, y se llevaron a cabo un examen psicológico y social al hermano del fallecido, cuyas declaraciones confirmaron que la madre golpeó al niño.

La confesión de la propia acusada fue fundamental en el proceso, ya que Verónica EFJ admitió la responsabilidad del delito y solicitó someterse a un procedimiento abreviado. Estos elementos, junto con la contundente declaración del hermano del niño fallecido, fueron tomados en cuenta por la autoridad jurisdiccional al dictar la sentencia de 30 años de cárcel.

La autopsia médico forense realizada en la ciudad de Santa Cruz arrojó resultados devastadores: el pequeño murió a causa de un shock hipovolémico y presentó heridas internas provocadas por costillas rotas, así como signos visibles de violencia. El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) fue un factor crucial en el proceso de esclarecimiento de los hechos.

Uno de los testimonios más impactantes fue el de un hermano de la víctima, un niño de tan solo tres años, quien reveló que su madre golpeó al bebé porque no comía y lloraba. Esta declaración conmovedora evidencia el maltrato que sufrió el pequeño durante su corta vida.

La condena impuesta a Verónica EFJ busca hacer justicia por el cruel asesinato del inocente niño y enviar un mensaje claro sobre la gravedad de los delitos de violencia infantil. El caso ha conmocionado a la sociedad en Santa Cruz y ha puesto en relieve la importancia de proteger a los niños y promover un entorno seguro y amoroso para su desarrollo.

About The Author

Comparte para apoyarnos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *