16 de junio de 2024
muerte en el espacio

La exploración del espacio ha sido una de las mayores hazañas de la humanidad, pero también una empresa peligrosa. A lo largo de la historia de la exploración espacial humana, han ocurrido tragedias que nos recuerdan lo impredecible y arriesgado que puede ser aventurarse más allá de nuestra atmósfera. En este artículo, exploraremos qué sucede si alguien muere en el espacio y cómo se están abordando estos sombríos escenarios a medida que nos adentramos en la era de la exploración espacial continua.

El profesor Emmanuel Urquieta, un experto en medicina espacial, sugiere que el cuerpo podría ser preservado en una bolsa especial para cadáveres hasta que pueda ser devuelto a la Tierra. Esta solución temporal permite que el cuerpo sea tratado con respeto y cuidado hasta que pueda ser entregado a los seres queridos para un funeral adecuado.

Por supuesto, el regreso de un cuerpo del espacio también presenta desafíos. Es posible que los restos no puedan ser recuperados debido a la distancia y los desafíos técnicos. En ese caso, los seres queridos y la tripulación deben recibir apoyo y orientación para lidiar con la pérdida y el duelo.

La exploración espacial: riesgos y desafíos

Desde los primeros días de la exploración espacial hace más de 60 años, han muerto 20 personas en misiones espaciales, incluidas las tragedias de los transportadores espaciales Challenger y Columbia en 1986 y 2003, respectivamente, así como la tragedia de la misión Soyuz 11 en 1971. Estas pérdidas han sido un recordatorio constante de los riesgos asociados con los vuelos espaciales tripulados.

A medida que la NASA y otras agencias espaciales de todo el mundo planean misiones más ambiciosas, como el retorno de astronautas a la Luna y la exploración de Marte, y con el surgimiento de vuelos espaciales comerciales, es importante considerar qué sucede si alguien muere en el espacio y cómo se maneja esta situación.

¿Qué sucede si alguien muere en la órbita terrestre baja?

Si un astronauta falleciera en una misión en la órbita terrestre baja, como en la Estación Espacial Internacional (EEI), la respuesta a esta pregunta es relativamente sencilla. La tripulación puede devolver el cuerpo a la Tierra en una cápsula en cuestión de horas. La NASA y otras agencias espaciales tienen protocolos detallados para lidiar con este tipo de eventos. En este escenario, la prioridad principal es garantizar que la tripulación restante regrese a salvo a la Tierra.

¿Qué sucede si alguien muere en la Luna o en Marte?

Las cosas se vuelven más complejas si un astronauta cae en la Luna o en Marte. Por ejemplo, si esto ocurre en la Luna, la tripulación podría regresar a casa con el cuerpo en unos pocos días. Sin embargo, en el caso de Marte, donde la distancia es de 480 millones de kilómetros y la superficie es desértica y fría, la tripulación probablemente no podría regresar de inmediato.

En esta situación, el cuerpo probablemente regresaría a la Tierra junto con la tripulación al final de la misión, que podría ser un par de años después. Durante ese tiempo, la tripulación tendría que encargarse de preservar el cuerpo en una cámara especial o en una bolsa para cadáveres diseñada para mantener la temperatura y la humedad constantes. Esto es esencial para la conservación del cuerpo en ausencia de atmósfera.

Escenario sin traje espacial

Es importante recordar que la exploración espacial no está exenta de peligros. Si un astronauta saliera al espacio sin la protección de un traje espacial, la muerte sería casi instantánea. La pérdida de presión y la exposición al vacío del espacio harían que el astronauta no pudiera respirar y que sus fluidos corporales, incluida la sangre, comenzaran a hervir.

El dilema del entierro en otros planetas

Supongamos que un astronauta falla después de aterrizar en la superficie de Marte. La cremación no es una opción viable, ya que requeriría una cantidad significativa de energía que la tripulación restante necesita para otros fines. El entierro tampoco es una alternativa adecuada, ya que podría dar lugar a la contaminación de la superficie marciana con bacterias y organismos del cuerpo.

En cambio, la opción más plausible sería preservar el cuerpo en una bolsa especializada hasta que pudiera ser devuelto a la Tierra al final de la misión.

Planificación futura y protocolos

Lidiar con la muerte en el espacio plantea desafíos significativos, no solo en términos de manejo del cuerpo, sino también en lo que respeta al apoyo emocional a la tripulación ya las familias en la Tierra. Para colonizar con éxito otros mundos, como la Luna, Marte o incluso exoplanetas en el futuro, será esencial contar con una planificación detallada y protocolos adecuados para abordar esta realidad sombría.

A medida que avanzamos hacia una mayor exploración y colonización del espacio, estas cuestiones requerirán una atención constante y un enfoque multidisciplinario que involucre a médicos espaciales, científicos, ingenieros y expertos en ética para garantizar que estemos preparados para enfrentar todos los desafíos que el espacio pueda. presentar en el camino hacia las estrellas.

About The Author

Comparte para apoyarnos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *